sábado, 18 de diciembre de 2010

Descenso

     Subido a una de esas hojas otoñales -soy sólo un punto de vista- desciendo sobre la ciudad, y aterrizo suavemente sobre un coche, sobre el barro, sobre el agua enrojecida de los charcos...
     Y recorro -sin tiempo- la infinita distancia que me separa de la otra orilla; o giro, de improviso, sobre mí mismo, y avanzo -sin ningún propósito- en cualquier otra dirección...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias. Ya le llamaremos.